Los gatos domésticos, con control veterinario y con una correcta alimentación e higiene, no tienen por qué causar ningún problema en las personas. 

Otra cuestión son los gatos que viven en colonias y estado salvaje en nuestras calles. Estos animales, aunque sociables pueden provocar malos olores y transmitir enfermedades infecciosas vía oral - fecal. 

Si convives con una colonia de gatos, no arriesgues tu salud ni la de los tuyos, contacta con nosotros e infórmate con más detalle de nuestros servicios.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted